Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

sábado, 24 de junio de 2017

Cristina y su terquedad de yegua


Ilka Oliva Corado 

Modestia aparte, Cristina además de mujer es yegua y morocha, (como dicen los argentinos) vaya que ya quisieran muchas ser yeguas como ella. En mi pueblo, que queda en el oriente de Guatemala y que colinda con El Salvador, árido como él solo, en aquellos cerros yermos, es común que uno al referirse a una mujer diga yegua o potranca, nadie se ofende, porque no se dice para ofender, es un halago y una afirmación. Son honores que solo la gente de pueblo agradecemos. Pero claro, uno tiene que convivir con los animalitos (que son nuestra familia) para entender el contexto, nadie de la capital lo entendería. Porque nadie que no ha convivido con ellos conoce su naturaleza. La mujeres en esencia somos muy parecidas a las yeguas.

Entonces a mí me dicen que Cristina es una yegua y yo lo afirmo y lo aplaudo, ¡qué yegua! Repito, ya quisieran muchas…

Una yegua que cautiva, Cristina tiene ese poder de convocatoria impresionante, sus palabras deslumbran y convencen, porque tienen la fuerza de las manadas de potrancas salvajes que galopan libres en los montes. No hay tranca que las detenga, ni abismo, ni tormenta que las asuste. Porque son yeguas, ni más ni menos.

Me enamoré de la política suramericana gracias a Cristina y Evita, ambas me hacen sentir argentina, porque soy una más de los descamisados de Evita y una paria de los arrabales más inhóspitos.

Cristina demostró con hechos que “la patria es el otro”. Porque de la oratoria a la acción con ella no hay diferencia, palabra que dice la cumple y eso en política es algo extinto. Dijo que siempre estaría y lo cumplió, no se fue, ha permanecido, está ahí, al frente con un objetivo: reconstruir de nuevo a Argentina. Y lo hará, de los escombros la volverá a levantar porque ya lo hizo una vez. Y porque es necia como las yeguas.

Cristina es ese tipo de persona que no se rinde, y que incita a otros a no hacerlo, a no doblar las manos, ella impulsa, es generadora de energía, es una luciérnaga en medio de la oscurana. Tiempos difíciles se viven en Argentina y ella sigue convocando a multitudes con su sola presencia. Para muchos debió estar vencida, olvidada, pero al contrario, ella es una institución, un río crecido, es una flor, siempre fresca y deslumbrante como los girasoles de verano al medio día; de pie, siempre viendo de frente al sol.

¿Qué tiene Cristina que la siguen multitudes? Esencia y transparencia. Un ser sin alma es como una tormenta que se quedó estéril, en el amago de una pasada de nube. Es un frijolar lejos del pie del milpal: que crece débil y marchito. Cristina, Cristina es una montaña reverdeciente en los primeros días de primavera. Cistina es el canto del jilguero en patio de casa de pueblo.

¿Qué tiene Cristina que la siguen multitudes? Nada especial, es humana. Y porque amor con amor se paga. La veremos nuevamente de presidenta, reescribiendo la historia de Argentina, para orgullo de las mujeres y las yeguas, y perdón por el ego, pero modestia aparte, para orgullo de las morochas.00:00

Si usted va a compartir este texto en otro portal o red social, por favor colocar la fuente de información URL: https://cronicasdeunainquilina.com/2017/06/23/cristina-y-su-terquedad-de-yegua/

Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado
23 de junio de 2017, Estados Unidos.

Venezuela, Exxon/petróleo y OEA


John Saxe-Fernández/ III
Más por vergüenza que por falta de votos, el Departamento de Estado anunció que la gran farsa de la OEA en las cada vez más calurosas playas de Cancún, procedería sin la presencia del secretario Rex Tillerson (RT), el ex gerente de ExxonMobil. Lo caricaturezco de la escena no esconde su magnitud: Exxon perdió en cortes internacionales un juicio ante el gobierno de Chávez, por el cual Tillerson se sintió humillado y se beneficiaría del golpe de Estado contra Maduro. Aún más, Exxon protagoniza, con el big oil, el mayor escándalo del Siglo XXI por impulsar el negacionismo inhibidor de la urgente regulación en emisiones de gases con efecto invernadero (GEI), a sabiendas ¡por décadas!, de la certeza científica del calentamiento global.
En la Operación Venezuela Freedom 2 (voltairenet.com) se constata que en 2015 el general John Kelly, entonces jefe del Comando Sur del Pentágono (DoD), hoy Secretario del Department of Homeland Security (departamento de Seguridad del Suelo Patrio), acordó con Luis Almagro, secretario general de la OEA, aplicar la Carta Democrática contra Venezuela. La gran pregunta es: ¿Por qué la urgencia de Trump, RT/Exxon, Chevron et al, por el crudo venezolano y en general por los combustibles fósiles-convencionales y no convencionales del Ártico, de Alberta, de la Cuenca de Burgos, las aguas profundas mexicanas, hasta Vaca Muerta, en Neuquén, Argentina, pasando por el gas y petróleo de Brasil, Colombia, Perú y Ecuador si ya, como dice su narrativa oficial, EU goza de una revolución energética y es de nuevo gran potencia petrolera, una SaudiAmérica como difundió conocida revista e incluso el Citibank nos asegura que América del Norte es el Nuevo Oriente Medio? 

Esto fue acompañado de una extensa promoción mediática de que gracias a la fractura hidráulica (fracking) en cuencas de gas y petróleo en lutitas (shale) EU se transformó en potencia fósil, a lo que se agregaría la explotación shale en la periferia, posible gracias a la colonialidad neoliberal que en nuestro caso sintetizó un ex gerente de Dupont elevado por Fox a director de Pemex, para quien el gran reto es cómo esta riqueza petrolera debe orientarse hacia el fortalecimiento de la seguridad energética nacional de nuestros principales socios comerciales¡sic! Desde la constitucionalización de esta gran involución histórica, un colapso de la soberanía nacional mexicana, se nutre la embestida de EU por el crudo venezolano, para que siga el festín de los combustibles fósiles, derrochando los otros recursos naturales que van quedando sobre la corteza, todo en medio de una ruptura climática riesgosa a las naciones del Caribe y el mundo. (El gobernador de Florida prohibió el término cambio climático por lo vulnerable que es ese estado ante niveles marítimos al alza, lo que hace al boom inmobiliario de Miami un insostenible mega-fraude). 

A propósito de timos, ¿cuál es el fundamento geológico –y financiero”– de la “revolución shale” y lo del “gas natural shale para cien años” que proclamó Obama en 2012 ante el Congreso? Desde entonces, bajo una supuesta abundancia por décadas de gas, las gaseras y petroleras han invertido en EU miles de millones de dólares en infraestructura para exportar gas natural licuado a Europa y América Latina. En 2013 un alto funcionario de la Administración de Información de Energía del Departamento de Energía de EU (EIA, en inglés) aseguró que “en relación al gas natural, la EIA no duda que toda la producción puede continuar a lo largo del tiempo (all the way) hasta 2040”. Pero como se documenta desde el semanario de información científica Nature, estudios con un diseño cuyos supuestos resultan más exactos y constantes que los usados por la EIA, muestran que ésta divide la superficie de las plataformas o cuencas shale en condados y algunos pueden ser hasta de mil kilómetros cuadrados (km2). Los estudios realizados por equipos de varias universidades dividen las cuencas en áreas de 2.6 km2. Logran mayor precisión con resultados menos llamativos y más realistas, mostrando que los vaticinios de la EIA son: demasiado optimistas. 

Tanto David Hughes, geocientífico del PostCarbon Institute de California como esas investigaciones universitarias coinciden en que ese alto optimismo se origina en falta de rigor conceptual o en un método que agranda la incidencia estadística de sweet spots (lugares abundantes en el recurso) en las cuencas shale de EU, lo que infla las expectativas del gas y petróleo shale de firmas e inversores incautos o el arrebato de Goldman Sachs/Exxon y de cúpulas en la periferia, listas a co-participar en la apropiación del excedente con mecanismos para canalizar riqueza pública al 1% vía asociaciones público-privadas del Banco Mundial. 

Desde un estudio a fondo de los vaticinios shale de la EIA se advirtió que los resultados son mala noticia…estamos ante un gran fiasco. ¿Por eso la ofensiva contra Venezuela? 

Facebook: JohnSaxeF

viernes, 23 de junio de 2017

El Estado (colonial) y la revolución


Raúl Zibechi 
Ha transcurrido un siglo desde que Lenin escribiera una de las piezas más importantes del pensamiento crítico: El Estado y la revolución. La obra fue escrita entre las dos revoluciones de 1917, la de febrero que acabó con el zarismo, y la de octubre que llevó a los soviets al poder. Se trata de la reconstrucción del pensamiento de Marx y Engels sobre el Estado, que estaba siendo menoscabado por las tendencias hegemónicas en las izquierdas de aquel momento.
Las principales ideas que surgen del texto son básicamente dos. El Estado es un órgano de dominación de una clase, por lo que no es apropiado hablar de Estado libre o popular. La revolución debe destruir el Estado burgués y remplazarlo por el Estado proletario que, en rigor, ya no es un verdadero Estado, puesto que ha demolido el aparato burocrático-militar (la burocracia y el ejército regular) que son sustituidos por funcionarios públicos electos y revocables y el armamento del pueblo, respectivamente.
Este no-verdadero-Estado comienza un lento proceso de extinción, cuestión que Lenin recoge de Marx y actualiza. En polémica con los anarquistas, los marxistas sostuvieron que el Estado tal como lo conocemos no puede desparecer ni extinguirse, sólo cabe destruirlo. Pero el no-Estado que lo sustituye, que ya no cuenta ni con ejército ni con burocracia permanentes, sí puede comenzar a desaparecer como órgano de poder-sobre, en la medida que las clases tienden también a desaparecer.
La Comuna de París era en aquellos años el ejemplo predilecto. Según Lenin, en la comuna el órgano de represión es la mayoría de la población y no una minoría, como siempre fue el caso bajo la esclavitud, la servidumbre y la esclavitud asalariada.
Véase el énfasis de aquellos revolucionarios en destruir el corazón del aparato estatal. Recordemos que Marx, en su balance sobre la comuna, sostuvo que la clase obrera no puede simplemente tomar posesión del aparato estatal existente y ponerlo en marcha para sus propios fines.
Hasta aquí una brevísima reconstrucción del pensamiento crítico sobre el Estado. En adelante, debemos considerar que se trata de reflexiones sobre los estados europeos, en los países más desarrollados del mundo que eran, a la vez, naciones imperiales.
En América Latina la construcción de los estados-nación fue bien diferente. Estamos ante estados que fueron creados contra y sobre las mayorías indias, negras y mestizas, como órganos de represión de clase (al igual que en Europa), pero además y superpuesto, como órganos de dominación de una raza sobre otras. En suma, no sólo fueron creados para asegurar la explotación y extracción de plusvalor, sino para consolidar el eje racial como nudo de la dominación.
En la mayor parte de los países latinoamericanos, los administradores del Estado-nación (tanto las burocracias civiles como las militares) son personas blancas que despojan y oprimen violentamente a las mayorías indias, negras y mestizas. Este doble eje, clasista y racista, de los estados nacidos con las independencias no sólo no modifica los análisis de Marx y Lenin, sino que los coloca en un punto distinto: la dominación estatal no puede sino ejercerse mediante la violencia racista y de clase.
Si aquellos consideraban al Estado como un parásito adherido al cuerpo de la sociedad, en América Latina no sólo parasita (figura que remite a la explotación), sino que es una máquina asesina, como lo muestra la historia de cinco siglos. Una maquinaria que ha unificado los intereses de una clase que es, a la vez, económicamente y racialmente dominante.
Llegados a este punto, quisiera hacer algunas consideraciones de actualidad.
La primera, es que la realidad del mundo ha cambiado en el siglo anterior, pero esos cambios no han modificado el papel del Estado. Más aún, podemos decir que vivimos bajo un régimen donde los estados están al servicio de la cuarta guerra mundial contra los pueblos. O sea, los estados le hacen la guerra a los pueblos; no estamos ante una desviación sino ante una realidad de carácter estructural.
La segunda es que, tratándose de destruir el aparato estatal, puede argumentarse (con razón) que los sectores populares no tenemos la fuerza suficiente para hacerlo, por lo menos en la inmensa mayoría de los países. Por eso, buena parte de las revoluciones son hijas de la guerra, momento en el cual los estados colapsan y se debilitan en extremo, como sucede en Siria. En esos momentos, surgen experiencias como la de los kurdos en Rojava.
No tener la fuerza suficiente, no quiere decir que deba darse por bueno ocupar el aparato estatal sin destruir sus núcleos de poder civil y militar. Todos los gobiernos progresistas (los pasados, los actuales y los que vendrán) no tienen otra política hacia los ejércitos que mantenerlos como están, intocables, porque ni siquiera sueñan con entrar en conflicto con ellos.
El problema es que ambas burocracias (pero en particular la militar) no pueden transformarse desde dentro ni de forma gradual. Suele decirse que las fuerzas armadas están subordinadas al poder civil. No es cierto, tienen sus propios intereses y mandan, aún en los países más democráticos. En Uruguay, por poner un ejemplo, los militares impidieron hasta hoy que se conozca la verdad sobre los desaparecidos y las torturas. Tanto el actual presidente, Tabaré Vázquez, como el anterior, José Mujica, se subordinaron a los militares.
Es muy poco serio pretender llegar al gobierno sin una política clara hacia las burocracias civil y militar. Las más de las veces, las izquierdas electorales eluden la cuestión, esconden la cabeza como el avestruz. Luego hacen gala de un pragmatismo sin límites.
Entonces, ¿qué hacer cuando no hay fuerza para derrotarlos?
Los kurdos y los zapatistas, además de los mapuche y los nasa, optaron por otro camino: armarse como pueblos, a veces con armas de fuego y otras veces con armas simbólicas como los bastones de mando. No es cuestión de técnica militar sino de disposición de ánimo.

Guerra híbrida en Suramerica



Por estas horas se informa de un hackeo a la página oficial del Ejército Argentino, y que los que realizaron este ataque informático instalaron imágenes del el grupo terrorista Daesh (ISIS o Estado Islámico). [A]
En primer lugar debemos recordar que desde nuestro colectivo investigador venimos afirmando que los conflictos o guerras en el siglo XXI son y serán distintas a las guerras de baja intensidad o asimétricas del SXX por las nuevas de carácter de conflicto híbrido [1]; o de guerra irrestricta [2]; que son superadoras de la teoría clásica de guerra total de Clausewitz y de la Nación en armas de Von der Goltz.
Estas nuevas teorías de conflicto ya se están aplicando muy especialmente en el espacio geográfico inestable de la media luna, que va del Magreb árabe africano (Libia), al medio oriente con (Siria) y centro este de Europa en Ucrania- simplemente a modo de ejemplo pues son mayores los conflictos en esa misma zona-. Pero ello no significa que no se puedan desarrollar fuera de esa área geográfica, según los intereses de los grandes contendientes en lucha por el control global de la actualidad
Durante muchos años el equipo de Dossier Geopolitico viene sosteniendo y advirtiendo que América Latina debe cuidarse en salud de este tipo de nuevo modelo de conflicto, administrado tanto por la República Imperial y sus socios como por las potencias que las enfrentan. El año pasado hablamos sobre estos riesgos en el Primer Congreso de Geopolitica y RRII organizado por el Centro de Estudios Estratégicos Suramericanos CeeS, en una Conferencia en Córdoba en el Sindicato bancario de esa Ciudad, este año en las disertaciones que realizamos el Dr. Miguel Barrios, el Dr. Mario Duarte y quien escribe estas líneas en el I Encuentro de Geopolitica de Brasil en la Academia de Guerra del Ejército y la Marina.
Nuestra preocupación mayor estuvo y está centrada en Argentina donde el estado de indefensión, de nulo estudio de estas doctrina, que se observa en los Centro de Estudios que deberían estar realizando, actualizando, como también preparando al País para eventualidad de un conflicto híbrido. Argentina, el octavo País más grande del mundo, carece de unas fuerzas armadas con poder disuasorio y de preparación para este tipo de conflicto y que se pueden manifestar claramente en el control del Océano Atlántico por potencias extracontinentales que cuentan con apoyos en algunos países de nuestro subcontinente. Que tampoco controla los espacios aéreos como lo exprese en un reciente artículo periodístico: “Argentina no tiene plan estratégico sobre Malvinas” [3]; o los trabajos sobre seguridad y narcotrafico (herramienta imperial para dominar controlar y domesticar pueblos) de los Dres. Barrios y Emmerich -Equipo Dossier Geopolitico-.
Ahora se suma está nueva escalada de guerra híbrida como la podemos definir al ataque cibernético de “falsa bandera” [4] realizado a la página Web del Ejército Argentino. Pues ya es una verdad de perogrullo que los grandes grupos de terroristas como Al Qaeda y/o ISIS son creaciones de los potencias occidentales que las crearon para reconfigurar el medio oriente ampliado, y hoy lo podemos confirmar con las acusaciones que se hacen los ex socios de las monarquías árabes acusando de haber organizado armado y financiado a los terroristas en Irak y Siria.
Lamentablemente en la Argentina de hoy, y coincidiendo con el politólogo Claudio Fantini, la clase dirigente política y social, se caracteriza por su mediocridad, toda atravesada por la corrupción, preocupada solamente en las elecciones de medio término, estos temas NO están en “agenda”. El problema es que los conflictos en el siglo XXI estallan con el nivel de preparación que tengas y no te da tiempo a planificar y desarrollar una defensa eficaz.
Por ello, vemos que avanza el narcotrafico, la inseguridad, el descontrol de zonas completas del País (aire mar y tierra), etc etc. En un país que pareciera feudalizado donde cada gobernador hace y deshace, con los recursos naturales a placer con el visto bueno de BsAs.
Por ello, este llamada de alerta de Dossier Geopolitico, al argentino común, ese atosigado para llegar a fin de mes, pero que todavía tienen una conciencia nacional y que pretende que sigamos manteniendo una unidad e identidad nacional y latinoamericana.

Notas
[3] “Argentina no tiene plan estratégico sobre Malvinas” http://espacioseuropeos.com/2017/06/argentina-no-plan-estrategico-malvinas/
[4] Atentados de falsa bandera: https://es.wikipedia.org/wiki/Operaci%C3%B3n_de_bandera_falsa

El caso de la protesta social en Costa Rica

Entre intimidación y criminalización

Una marcada tendencia del aparato represivo del Estado en América Latina, desde varios años, busca considerar como delincuentes y a acusar por delitos penales (desobediencia a la autoridad, bloqueo o cierre de calles, violencia callejera, daños a la infraestructura, difamación, etc...) a diversos líderes comunitarios, indígenas, campesinos, ecologistas, sindicales y estudiantiles. La discusión en Chile alrededor del proyecto de ley Hinzpeter entre el 2011 y 2013 ilustra esta tendencia (véase declaración pública de los estudiantes de la Facultad de Derecho de Valdivia y nota de Redseca). 

Un reciente informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (véase texto) del 2015 presentó la situación particular de los defensores de los derechos humanos en el continente: son objeto de diversas acciones tendientes a criminalizar su labor, de la misma forma que las que suelen enfrentar sindicalistas, campesinos, ecologistas, indígenas, entre muchos otros movimientos. 

En otras palabras, quiénes buscan defender de forma colectiva reclamos legítimos no solamente deben sufrir todo tipo de amenazas e intimidaciones por parte de algunos sectores, sino además, las que se gestan desde el mismo Estado. A mayor cercanía del Estado con esos sectores, mayor es el riesgo de que estas acciones criminalizantes del Estado prosperen ... y que amenazas e intimidaciones de esos sectores se archiven o se desestimen. 

En este informe sobre la situación de los derechos humanos en Argentina del 2012 elaborado por el CELS se lee algo que comparten muchos integrantes de colectivos sociales latinoamericanos: 

"El respeto por los derechos de las personas que demandan públicamente al Estado implica proteger su integridad física –responsabilidad más amplia, por otra parte, que la de “no reprimir”– y reconocer la legitimidad de estas acciones de modo que no prime el abordaje criminalizante del poder judicial, algo que en 2011 han padecido numerosos referentes sociales bajo figuras penales diversas. A la ya tradicional persecución penal por el corte de rutas se sumaron muchas otras. Incluso en algunos casos se los ha sometido a procesos en los que se pretende responsabilizarlos por las represiones que ellos mismos habían padecido. El ministro de la Corte Suprema de Justicia Raúl Zaffaroni hizo un significativo pronunciamiento público al respecto al afirmar que, a su juicio, se trata de meras contravenciones y no de delitos, salvo los casos en que una protesta ponga en riesgo o peligro la vida o la integridad física" (p. 24). 

La protesta social en Costa Rica

En algunos informes sobre protesta social en América Latina, se puede leer, como en este informe auspiciado por el PNUD en el 2012, que: "en estos casos, como Chile y Costa Rica, hay pocos conflictos sociales, no tanto por la ausencia de necesidades y demandas, sino por la débil capacidad de movilización de los actores sociales" (p. 27). Esta manera de enfocar el problema pareciera haber cambiado con el tiempo: hoy en Costa Rica, hay movilizaciones constantemente y las fotografías de fuerzas de seguridad anti-motines frente a cartones o pancartas sostenidos por gremios o comunidades organizadas han venido a formar parte del acontecer informativo. Una unidad académica registra, consigna y cuantifica estas acciones de protesta (véase sitio oficial). 

¿Cómo ha reaccionado el Estado costarricense ante esos reclamos? Con ocasión de un conversatorio realizado en el 2013 en la sede de la Universidad de Costa Rica (UCR), se hizo ver que la tendencia observada en Chile, en Guatemala y Perú también se podía apreciar en Costa Rica (véase nota del Semanario Universidad). En junio del 2015, el mismo Consejo Universitario de la UCR reafirmó públicamente su profundo repudio a cualquier forma de criminalización de la protesta social (véase pronunciamiento). En mayo del 2017, nuevamente debió de pronunciarse en términos similares (véase pronunciamiento del 2 de mayo del 2017). 

En el 2015, se leyó en este comunicado en favor de la liberación de Orlando Barrantes en Costa Rica que: 

"Barrantes fue uno de los principales dirigentes de las luchas impulsada en el año 2000 por las y los trabajadores bananeros, afectados por un pesticida sumamente tóxico conocido como Nemagón, el cual produce terribles consecuencias para la salud humana. A Orlando Barrantes se le acusa de un secuestro de policías del cual no se tienen pruebas suficientes para una acusación. Sin embargo, Barrantes fue encarcelado y se mantiene en prisión preventiva pese a haberse mantenido durante todo el proceso judicial de más de quince años sin salir del país". 

El sector ambiental en Costa Rica: un sector expuesto 

De los diversos sectores sociales, el sector ambiental en Costa Rica es el que ha denunciado y hecho público con mayor determinación las diversas formas de intimidación de la que son a menudo objeto sus integrantes (véase nota detallada elaborada por Kioscos Ambientales / UCR del 2012). Un estudio del Estado de La Nación pormenoriza la protesta ambiental en Costa Rica y sus causas en le período 1994-2013 (véase estudio). 

A pocos días de acaecida la muerte de un jóven biólogo apasionado por la tortugas marinas, Jairo Mora Sandoval, en la playa de Moín, un artículo del 2013 del profesor Alvaro Sagot titulado "¿Es peligroso ser ambientalista en Costa Rica?" mantiene una interrogante de una sorprendente actualidad. A tres años de la muerte de Jairo Mora, nos permitímos hacer ver algunos pendientes irresueltos que plantea este caso (véase artículo publicado en Informa-tico). 

Todo ello se inscribe dentro de una cuestionable deriva en la región latinomericana, la cual, mediante diversas reformas penales, busca acercar el derecho penal a la protesta social, con la finalidad de inhibir a los ciudadanos en la defensa colectiva de sus derechos. Un reciente caso, de una muy larga lista, lo constituye el juicio en Perú contra una quincena de líderes comunitarios opuestos al proyecto minero Conga (véase nota de Pressenza). Con relación a la pena de prisión impuesta a la dirigente argentina Milago Sala, el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas señaló en el 2016 que:

"Resulta sorprendente para el Grupo de Trabajo que diversas personas han presentado denuncias penales en 2016 por hechos de los que el Estado argentino supuestamente tenía conocimiento desde 2010 a partir de una auditoría y que sus efectos legales y procesales surtan efectos justo en el contexto en el que la Sra. Sala participa en una protesta social pacífica, y particularmente días después de que un juez estuviera por decretar su excarcelación. Llama la atención también al Grupo de Trabajo la información recibida acerca de que una de las personas que denuncian a la Sra. Sala expresó que el testimonio lo ofreció por presiones y amenazas, al parecer porque dos de sus hijos están vinculados a delitos similares y respecto de quienes no ha habido consecuencias penales " (punto 107 de Resolución 31 del 2016, DocumentoA/HRC/WGAD/2016/31, disponible aquí. Escoger "S" para la versión en español). 

Una peligrosa deriva discursiva de las autoridades 

En años recientes, declaraciones de las máximas autoridades costarricenses denotan una deriva discursiva sumamente preocupante. El bloqueo de un puente por parte de familias campesinas desalojadas en febrero del 2016 en el Sur de Costa Rica dió lugar a una violenta acción policial, plenamente justificada, según el Presidente de Costa Rica, quién brindó declaraciones (en nuestra opinión infortunadas) sobre lo que denominó "los que buscan camorra" (véase nota de La Nación). 

En octubre del 2010, su antecesora al cargo había llamado a los integrantes de la Cámara de Ganaderos de San Carlos a "ayudarla a luchar" contra sectores ecologistas, causando estupor en gran parte de las organizaciones sociales costarricenses. Nótese que esta insólita arenga presidencial nunca fue objeto de aclaración o rectificación alguna. En los meses siguientes, la misma Presidenta arremetió contra los "malos costarricenses" opuestos a la construcción en condiciones sumamente cuestionables de la denominada "trocha fronteriza": la lectura del fallo de la Corte Internacional de Justicia en diciembre del 2015 evidenciaría cuán correcta fue la posición de las (pocas) voces que se alzaron en contra de este ocurrente proyecto (véase declaraciones del jurista Alvaro Sagot en el programa radial Nuestra Voz de Amelia Rueda) (Nota 1). 

En el caso del cuestionado proyecto minero Crucitas, apoyado por las autoridades costarricenses sin mayor reserva, que evidenció un verdadero "contubernio Estado-empresa" (véase nota del Semanario Universidad), la cercanía geográfica de este proyecto con Nicaragua dio lugar a interesantes coincidencias que plantean algunas interrogantes: 

- el segundo día de una memorable audiencia en la Sala Contitucional en noviembre del 2009 coincidió con la publicación de un artículo titulado "La mayor amenaza ambiental - El dragado del río San Juan afecta el río Colorado y los humedales" suscrito por dos asesores del Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica en La Nación del 18 de noviembre del 2009;

- la misma lluviosa tarde del 24 de noviembre del 2010 en la que el Tribunal Contencioso Administrativo (TCA) daba a conocer el portanto de su sentencia, el Ministerio de Relaciones Exteriores convocaba a una reunión con organizaciones ecologistas sobre el dragado efectuado por Nicaragua en Isla Portillos. 

Muertes de ecologistas e impunidad rampante

Con relación a los casos de asesinatos de ecologistas en Costa Rica, en los que el aparato represor estatal se destaca por su ineficacia, leemos en el informe elaborado a raíz de su visita a Costa Rica en el 2013, que el experto independiente de Naciones Unidas sobre Ambiente y Derechos Humanos, John Knox, había recomendado a las autoridades que:

"El Gobierno considera que las iniciativas tales como las comisiones de la verdad son innecesarias en un Estado que tiene un fuerte poder judicial, como es el caso de Costa Rica. Sin embargo, incluso la mejor de las judicaturas solo puede conocer de los casos que se le presentan. Por lo general no está facultada para estudiar los cuadros de amenazas y actos de violencia durante un período prolongado y formular recomendaciones para hacerles frente, lo que sí hacen las comisiones de investigación independientes" 

(véase informe A/HRC/25/53/Add.1 del 8 de abril del 2014, pobremente divulgado por las autoridades de Costa Rica, y reproducido en este enlace de DerechoAlDia, punto 57). 

En sus recomendaciones finales, leemos (punto 67) que: 

"El Experto sugiere a Costa Rica que estudie seriamente la posibilidad de establecer una comisión o un órgano equivalente, con representantes de un amplio abanico de interesados, que tenga el mandato de examinar la historia y la situación actual de los defensores de los derechos humanos que se ocupan de cuestiones ambientales en Costa Rica y de formular recomendaciones sobre la manera más adecuada de mejorar su protección. Tal iniciativa podría ser un modelo para muchos otros Estados respecto de la manera de abordar esta cuestión". Pocamente divulgadas en Costa Rica, esta y algunas otras recomendaciones muestran similar situación con relación a su implementación por parte de las autoridades costarricenses. 

Al conmemorarse un año de la muerte de la lider indígena hondureña Berta Cáceres, en marzo del 2017, tuvimos la oportunidad de señalar que el clima prevaleciente de impunidad en este caso recuerda mucho el de ecologistas asesinados en Costa Rica (Nota 2). 

La protesta social ante los tribunales penales: un ejemplo reciente

Recientemente concluyó (con la desestimación de la causa penal) un vergonzoso caso en Costa Rica en el que estaban acusados por la Fiscalía General de la República (FGR) profesores y estudiantes de la UCR: ¿su "delito"? El haber participado activamente en una marcha en noviembre del 2012 en defensa de una entidad pública insigne en Costa Rica, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS). Pese a una fuerte movilización que trascendió incluso las fronteras (véase petición en línea del portal Change.org), el Ministerio Público mantuvo incólume la acusación penal contra los univesritarios. 

Parte de las supuestas "pruebas" presentadas por la FGR se basaron en testimonios de los mismos integrantes de las fuerzas de seguridad, exhibiendo así Costa Rica una peligrosa deriva que han usado los aparatos represivos en Chile, Honduras, Perú y Guatemala (véase nota de ElPais.cr del 19 de mayo y nota de Teletica del 22 de mayo del 2017). Si bien cinco fueron los imputados, más de treinta personas fueron capturadas durante la manifestación, como se puede apreciar en esta nota publicada por NODAL (Argentina) en el 2015: 

"El 08 de noviembre de 2012 finalizó con la detención ilegal de 35 personas, de las cuales 1 persona fue presentada esa misma noche en el Juzgado de Flagrancia y fue absuelta una semana después; al menos 10 personas fueron presentadas en el Juzgado Contravencional donde fueron juzgadas y declaradas libres de toda culpa, sin embargo 5 de estas personas agredidas y detenidas injustamente hoy enfrentan juicios políticos en su contra con cargos penales por sólo el hecho de estar en la manifestación por la defensa de la CCSS ese día". 

Nótese que la FGR se muestra muy presta para acusar penalmente a manifestantes que exigen el respeto a sus derechos, pero se muestra mucho menos eficiente a la hora de acusar a funcionarios públicos responsables de graves irregularidades: en este artículo del 2012 sobre la insensatez del desarrollo inmobiliario en Guanacaste y el repudio de las comunidades a esta política, se lee que: "Gadi Amit, dirigente de la organización Confraternidad Guanacasteca, dijo que parece mentira, pero a pesar de todas las irregularidades comprobadas, ninguno de los funcionarios corruptos ha sido llevado a la justicia. Los únicos que fueron acusados penalmente son los compañeros de Sardinal que fueron detenidos por la policía en las manifestaciones contra el acueducto. Cuatro miembros del comité de defensa del agua de Sardinal fueron sobreseídos, pero otros cuatro, por inadecuada asesoría legal, se declararon culpables y fueron condenados a una multa, añadió". 

La protesta social ante un debate público 

En el marco del Primer Foro Inter-Institucional del 2017 de la UCR titulado Libertad de Expresión, Comunicación y Democracia (véase nota con programa completo y formulario de inscripción editada por Surcos Digital), una mesa redonda fue dedicada al tema de la protesta social en Costa Rica. En ella se analizó la situación de quiénes, Constitución en mano muchas veces, claman por el respeto a sus legítimos derechos ante la sinrazón estatal y la voracidad de algunos sectores a los que poco interesa el bienestar de una comunidad y los recursos naturales que las rodean (y mucho menos los derechos que los asisten).

También se abordaron algunas figuras legales en materia penal que, de manera más sutil, buscan inhibir e intimidar a quiénes alzan la voz en Costa Rica. En esta nota de Radio Mundo Real (Uruguay) del 2010 sobre un juicio por presunta difamación contra el lider comunitario y sindical Carlos Arguedas por parte de una empresa piñera operando en Siquirres, se lee que:

"Como ser humano, como cristiano y como padre de familia que tengo mis retoños dándome muchos nietos, no estoy en condición de permitir que esta empresa quede impune ante tanto daño a la comunidad”, señala Arguedas en su misiva dirigida a las comunidades de El Cairo, Luisiana y La Francia". La demanda penal por presunta difamación fue interpuesta en el 2009 por declaraciones dadas por Carlos Arguedas ante el Consejo Municipal de su localidad, acompañada de una demanda civil resarcitoria por 10 millones de colones (véase nota de Kioscos Ambientales). 

En este enlace de FECON se detallan los daños causados a la comunidad por parte de la empresa piñera. En siete ocasiones, los abogados de la empresa piñera no se presentaron a las audiencias convocadas por el juez penal, y Carlos Arguedas falleció en el 2011 sin que el juicio reanudara. En el 2015, cansadas de esperar desde el 2007 una resolución al problema del agua contaminada, las comunidades de Siquirres acudieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (véase nota sobre audiencia celebrada en marzo del 2015). 

La "técnica" consistiendo en no presentarse a audiencias por parte de los abogados de las empresas que demandan a personas se volvió a verificar cuando la empresa minera canadiense Infinito Gold acusó penalmente en el 2011 por presunta difamación a cinco personas: un lider comunitario, dos profesores universitarios y dos diputados. En un artículo de opinión suscrito por tres de ellas, titulado "Audiencias con el Infinito: ausencias..." , se lee que: 

"los suscritos quisiéramos hacer ver que estas ausencias repetidas nos impiden, en el marco de una audiencia, demostrar ante el sistema judicial costarricense que lo expresado por cada uno de nosotros tiene amplio asidero probatorio, motivo por el cual no encontramos razón alguna para retractarnos. De igual manera, nos impide hacer ver a los jueces que, lejos de “engañar al pueblo de Costa Rica en forma canallesca”, o de tener alguna animadversión particular que califique como “animus difamandi” para con la imagen de la empresa querellante (tal como lo indican estas demandas en nuestra contra) nuestra conducta siempre buscó desmenuzar, con base en el conocimiento técnico, científico y jurídico, aspectos del discurso de las autoridades de turno y de la empresa que buscaron minimizar muy convenientemente". 

En el caso de uno de los acusados, la empresa no envió a su representante legal en cinco ocasiones (véase nota de la Prensa Libre de noviembre del 2016). 

A continuación, remitimos el lector al enlace de este mesa sobre la protesta social realizada el pasado 14 de junio del 2017 en la sede central de la UCR Rodrigo Facio:

Cuarta Mesa Redonda, Miércoles 14 de junio del 2017, 10:30 a.m. a 12:30. Auditorio CICAP, UCR

“Protesta social como manifestación de la libertad de expresión”

Primera exposición: Dr. Jorge Lobo Segura, Catedrático Escuela de Biología, UCR

Segunda exposición: Dr. Nicolás Boeglin Naumovic, Profesor de Derecho Internacional Público, Facultad de Derecho, UCR

Comentarista: Licda. Eva Carazo Vargas, investigadora, Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE), UNED

Moderador: Dr. Jorge Blanco Roldán 

El debate se dió en momentos en que el juez constitucional costarricense exhibe una regresión total al no querer reconocer más el derecho a la participación ciudadana en materia ambiental como un derecho humano fundamental (véase nota del Semanario Universidad de febrero del 2017 así como breve nota nuestra publicada en ese mismo sitio). Sobre este mismo retroceso de la justicia constitucional, un reciente artículo de opinión del Profesor Jorge Cabrera publicado en mayo del 2017 detalla la inconsistencia de esta línea jurisprudencial con los esfuerzos a los que Costa Rica participa en el plano regional e internacional. 



Notas 

Nota 1: En este análisis del fallo de la CIJ, se incluye el listado de las pocas organizaciones sociales que criticaron en su momento las condiciones en las que se efectuaron los trabajos de construcción de este proyecto. Por tratarse de entidades que desafiaron abiertamente a las autoridades de la época, en un clima hostil ante cualquier crítica a la denominada “trocha”, merecen ser mencionadas, recordadas y reconocidas: Arte por la Paz, Asociación Ambiental del Norte de San Rafael de Heredia (Conceverde), Asociación Conservacionista Yiski, Comité Bandera Azul Ecológica de San Miguel de Santo Domingo, Comité Cívico de Cañas, Confraternidad Guanacasteca, Movimiento Patriótico Juanito Mora, Palabra Cero y la Unión Norte por la Vida (UNOVIDA) (véase texto de comunicado colectivo). 

Nota 2: Véase nuestro breve artículo publicado en el medio digital Contexto.cr, titulado: "A un año del asesinato de Berta Cáceres: impunidad campante". Nótese que para la conmemoración del cuarto año de la muerte de Jairo Mora Sandoval (finales de mayo del 2017), no se oyó de alguna actividad que haya dejado rastro en la red. 



La presente nota fue referenciada en Derechoaldia (Costa Rica) Y en la Revista Pensamiento Penal (Argentina), así como publicada en varios medios de prensa (tales como Elpais.cr, así como Informa-tico, PiensaChile) y sitios jurídicos, como Debate Global(Colombia). Publicado por Curso de Derecho Internacional. Costa Rica.

Temer, acusado de desviar 6 millones de dólares para campañas electorales


Ap y Xinhua
Periódico La Jornada


El presidente de Brasil, Michel Temer, fue acusado de organizar el desvío de unos 6 millones de dólares en fondos públicos para campañas electorales, de acuerdo con el testimonio del recaudador Lucio Bolonha Funaro ante el Supremo Tribunal Federal (STF), que fue dado a conocer este miércoles.
Funaro es un corredor de bolsa conocido entre los políticos como un importante recaudador de fondos para el Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, en el cual milita Temer).
Funaro dijo que la campaña de relección de Temer para la vicepresidencia del país en 2014 estuvo entre las receptoras de los fondos del banco estatal, Caixa Económica Federal.
Temer, quien ha negado las acusaciones de corrupción y afirma que no renunciará, asumió la presidencia en mayo de 2016, luego de que su predecesora, Dilma Rousseff, fue destituida por el Congreso.
Mientras, el Ministerio Público Federal en Natal, capital de Río Grande do Norte, denunció por corrupción y lavado de dinero a los ex presidentes de la Cámara de Diputados Henrique Alves y Eduardo Cunha, ambos del PMDB.
La denuncia contra los ex legisladores, muy próximos al presidente Temer y presos en el contexto de la operación Lavado Rápido que investiga la trama de corrupción en Petrobras, fue presentada la noche del martes.
Según la nueva denuncia de los fiscales federales, entre los ex diputados había una asociación delictiva, que recibió al menos 15 millones de reales (4.7 millones de dólares) en sobornos de constructoras entre 2012 y 2014, a cambio de defender los intereses de las empresas involucradas.
También fueron denunciados Léo Pinheiro, presidente de la constructora OAS; el ejecutivo de la constructora Odebrecht, Luiz Fernando Ayres da Cunha; el ex secretario de Obras de Natal, Carlos Frederico Queiroz Silva, y el empresario Arturo Silveira Dias de Arruda Camara, miembro de una firma de marketing político.

Los retos del pensamiento crítico


Emir Sader

Las grandes transformaciones, en general de carácter regresivo, de las últimas décadas se han constituido en grandes desafíos para el pensamiento crítico. Verdades consideradas estabelecidas fueron desmentidas rotundamente, una de ellas la idea de que la historia tenía una tendencia evolutiva de tipos de sociedad, por lo cual después del capitalismo nos aguardarían el socialismo y el comunismo. Aunque no se orientara estrictamente por esa visión, había un sentimiento evolutivo de los procesos históricos. Un gran tema de los años 70 era sobre el fin del capitalismo, considerado ineluctable, la discusión que se centraba en cómo y cuándo ello se daría.
Otros temas, como el rol positivo del Estado, los rasgos retrógrados y conservadores de la derecha, la centralidad de la clase obrera constituían un conjunto de referencias para el pensamiento social, que se se han disuelto en el aire. La comprensión del nuevo periodo histórico se ha vuelto el más grande reto para el pensamiento de la izquierda. Incluso porque ese desafío se planteaba bajo la influencia de un nuevo auge del liberalismo y de desprestigio del socialismo y de corrientes teóricas que siempre habían girado alrededor de ese tipo de sociedad.
La vida académica se ha vuelto más burocratizada, las modas de ruptura con la izquierda y adhesión a nuevos modelos ideológicos, el aislamiento de la fuerzas de izquierda y de sus corrientes de pensamiento fueron rasgos del nuevo periodo, globalmente caracterizado por tendencias conservadoras. El mismo pensamiento crítico no ha dejado de sufrir consecuencias de las grandes transformaciones de las relaciones de poder a escala mundial.
En su seno, las corrientes se han adherido a la idea de rechazo del Estado, en nombre de la sociedad civil o hasta a plantear que sería posible transformar el mundo sin acceder al Estado, todos bajo influencia del liberalismo. Del otro lado del espectro ideológico, en el marco del pensamiento sectario, se consideraba que, como el neoliberalismo es la supra suma del capitalismo, sólo se saldría de ese modelo hacia el socialismo.
Demostraba las dificultades del pensamiento social para comprender un cambio de periodo hacia uno de carácter regresivo, pero que se presentaba como inovador, rechazando al Estado, al socialismo, a la política, a las soluciones colectivas, a los movimentos sociales, a los partidos, a las mismas ideologías y a la izquierda, como conservadores, superados, agotados.
Un nuevo periodo histórico profundamente contradictorio, sólo puede ser comprendido valiéndonos de la máxima de Lukács: lo único que hay de ortodoxo en el marxismo es el método, esto es, la dialéctica. Porque ese nuevo periodo ha representando, a la vez, un inmenso retroceso, con el fin del socialismo y el desgaste de un conjunto de referencias progresistas, con la llegada de un mundo unipolar bajo la hegemonía estadunidense. Pero, a la vez, esa hegemonía no trajo aparejada ni la retomada de un ciclo de expansión económica del capitalismo, ni un periodo de paz mundial, bajo la acción del imperialismo estadunidense.
La globalización del modelo neoliberal ha significado el paso a un ciclo largo y recesivo del capitalismo que ya ha durado varias décadas y no tiene plazo para terminar. La multiplicación de focos de guerra es otro rasgo del nuevo periodo. Lo cual, a su vez, ha permitido el surgimiento de gobiernos antineoliberales en América Latina y de BRICS, en escala mundial, como contrapuntos a la hegemonia estadunidense y del modelo neoliberal.
La comprensión contradictoria de esos factores es indispensable para que el pensamiento crítico se ponga a la altura de los desafíos presentes, especialmente en América Latina, donde ese pensamiento necesita recuperar la capacidad de análisis creativa que tuvo en el pasado, para poder contribuir a la superación de los problemas que la lucha antineoliberal enfrenta.
No habrá superación del neoliberalismo sin una participación activa y creativa del pensamiento crítico, en estrecha relación con la práctica política de las fuerzas del campo popular, porque se trata de desafíos nuevos, en un periodo histórico nuevo, que requiere no repetir las fórmulas esquemáticas del pasado, ni tampoco adherir a las formas superadas del liberalismo.
Por casualidad, el pensamiento crítico latinoamericano tiene en Mariategui uno de sus fundadores, porque fue quien más ha renovado el pensamiento social del continente, echando raíces en nuestra propia historia. Es hora de que el pensamiento crítico latinoamericano agarre un nuevo vuelo, a partir de la comprensión de nuestra realidad específica y aprendiendo de los avances y los errores cometidos en este siglo.

El nuevo orden petrolero mundial de Rusia y Arabia Saudita: con la mira en China e


Bajo la lupa 
 IndiaAlfredo Jalife-RahmeA 80 kilómetros al norte de Doha se encuentra la ciudad industrial Ras Laffanes, que es el sitio principal de Qatar para la producción de gas natural licuadoFoto AfpNo es lo mismo la geopolítica del petróleo que la del gas. 

Esta última ha desembocado en una guerra civil árabe entre Arabia Saudita (AS), potencia petrolera de primer orden, y Qatar, su anterior aliada en el esquema del Consejo de Cooperación del Golfo y una de las principales potencias gaseras del planeta.Más allá de la añeja discordia contenida de Qatar y AS –cuando Doha es acusada de apoyar a los enemigos de Riad: desde Irán hasta los Hermanos Musulmanes, quienes fraguaron el montaje de la primavera árabe, primordialmente en Egipto–, a mi juicio, tanto el factor gasero como la próxima apertura de las transacciones internacionales de la divisa china, el renminbi, en Doha, la capital qatari, han contribuido enormemente en la discordia fronteriza entre AS y Qatar.

Considerando las discrepancias religiosas y raciales, Qatar –país árabe de orientación wahabita, curiosamente de la misma teología de AS– e Irán –país persa de esencia chiíta– sellaron su destino al compartir uno de los máximos campos gaseros del planeta en el Golfo Pérsico y cuyos emolumentos son retribuidos con el renminbi, dejando de lado al dólar, lo cual explica la furia tuitera de Trump contra Qatar, donde Estados Unidos (EU) ostenta su principal base militar en el Golfo Pérsico: Al Udeid, al sur de Doha.En la fase de la crisis económica de EU, tanto China como Irán han detectado que la furia trumpiana, como la de Obama en su momento presidencial, es atemperada mediante la compra masiva de aviones Boeing.

En el Medio Oriente se habla abiertamente de que AS pudo revertir la franca hostilidad de Obama gracias a su compra programada en los próximos 10 años de juguetes bélicos estadunidenses por 380 mil millones de dólares: contrato espectacular que descolgó Trump con su célebre danza de los sables, lo cual intenta imitar Qatar, en un nivel más ínfimo, mediante la compra de 15 aviones de combate de EU por 12 mil millones de dólares en plena crisis en el Golfo Pérsico (https://goo.gl/BVPaUT).

Parece que tirios y troyanos ya le encontraron su talón de Aquiles pecuniario a Trump.Lo que desarregla Trump lo recomponen su secretario del Pentágono, James Mad dog Mattis, y su secretario de Estado, Rex Tillerson, anterior mandamás de ExxonMobil, quien negoció durante 16 años con los países árabes del Golfo (https://goo.gl/NTgzoK).

Después del apoyo de Trump al asfixiante boicot de AS y sus aliados regionales contra Doha, ahora el Pentágono emprende hipócritas ejercicios militares con Qatar.La agencia británica Reuters exhumó en fechas recientes el eje del amor y el advenimiento de un nuevo orden petrolero global procurado por la détenteentre AS y Rusia, las dos máximas potencias en su género (https://goo.gl/GckUey).

Más allá del recorte en sus respectivas producciones, con el fin de frenar el desplome del oro negro que ha afectado sustancialmente a sus economías, el jerarca de la petrolera rusa Rosneft, Igor Sechin, íntimo del zar Vlady Putin, y el mandamás de la estatal saudita Aramco, Amin Nasser, tuvieron un encuentro formal en Dhahran con el fin de cooperar en los mercados crecientes asiáticos desde India hasta Indonesia, lo cual no tiene precedente, a juicio de Reuters que comenta que la détente entre AS y Rusia hubiera sido impensable en el pasado, pese al desafío del pico en la producción del shale oil (petróleo esquisto) por EU y su fracking letal que llevó al desplome del precio a mitad de 2014.

La competencia fue feroz entre AS y Rusia por la captura de los fulgurantes mercados asiáticos, los más veloces en crecimiento del planeta, y llegó a su clímax con la compra por 13 mil millones de dólares de la refinería Essar de India por Rosneft que se adelantó a Aramco.Ahora Rosneft y Aramco han constituido un nuevo eje del amor en fechas recientes el zar Vlady Putin recibió en el Kremlin a Muhamed bin Sultan (MbS), hijo juvenil del rey Salman y vice príncipe heredero, con el fin de profundizar su cooperación petrolera y aminorar sus diferencias en Siria donde apoyan a bandos opuestos.

MbS no oculto su intención en estabilizar los mercados petroleros y los precios de la energía.A juicio de los reporteros de Reuters, Rusia y AS han dejado sus querellas petroleras atrás cuando hoy la necesidad los ha obligado a ponerse de acuerdo y no se pueden dar el lujo de sufrir otro choque petrolero cuando Rusia enfrenta una elección presidencial en 2018 y MbS ha prometido tanto reformar la economía saudita monodependiente del petróleo, como iniciar la privatización de Aramco, mediante una oferta pública inicial, que tiene un valor azorante de dos billones de dólares.Según Reuters, la salida del veterano ministro saudita Ali Naimi, demasiado anquilosado con inoperantes esquemas caducos, sustituido el año pasado por el más pragmático Khalid al-Falih, ayudó al acercamiento impensable de AS y Rusia, lo cual fue facilitado por el nuevo secretario de la OPEP, Mohammad Barkindo, oriundo de Nigeria, quien festejó el nuevo eje del amor como un nuevo capítulo en la historia del petróleo.

John Defterios (JD) de CNN, alude al nuevo Gran Juego de la Energía, en referencia al acuerdo histórico de Rusia y AS para reducir 1.8 Millones de Barriles al Día (MBD) en el primer trimestre de 2018 (https://goo.gl/h3Yxzu).A juicio de JD, el acuerdo de Rusia y AS enmascara la batalla por el mercado chino y su persistente sed por el crudo, no se diga el ascendente mercado de India, otro relevante consumidor.Lo cierto es que la tripleta de Rusia, AS e Irán han volteado sus baterías exportadoras a China e India cuando las recientes sanciones bipartidistas del Congreso de EU golpean las exportaciones gaseras tanto de Rusia como de Irán a Europa: lo cual afecta más que nadie a Alemania que puso el grito en el cielo en franca rebeldía atlantista.JD rememora que las sanciones atlantistas en 2014, como consecuencia del contencioso ucraniano, empujaron a que el zar Vlady Putin y el mandarín Xi acordaran el abasto de gas natural por 30 años a un precio mirífico de 400 mil millones, pero con precios muy castigados debido a la crisis económica de Rusia y la devaluación del rublo que ahora ha tocado fondo y emprende su recuperación.

La cooperación de AS con China proviene desde la visita a Pekín del fallecido rey Abdala en 2008, quien estableció una asociación estratégicaentre Aramco y una petrolera estatal china, sumada de la construcción de una refinería gigante en el mar Rojo que maneja 400 mil barriles al día.En fechas recientes, el rey Salman realizó una espectacular gira de un mes a China y a dos países islámicos sunitas del sudeste asiático: Malasia e Indonesia.Hoy Asia representa casi la tercera parte de la demanda global con 31.4 MBD, según la consultora FACTS Global Energy.Lo interesante es que Qatar, una potencia gasera de primer orden, ha comprado una parte sustancial de acciones de la petrolera rusa Rosneft cuando el Kremlin juega simultáneamente a las dos geopolíticas no necesariamente compatibles del petróleo y el gas.
Facebook: AlfredoJalife

jueves, 22 de junio de 2017

El nocaut de Delcy Rodríguez a la OEA



Fue Raúl Roa, el histórico e inolvidable canciller de la dignidad de Cuba, quien bautizó a la OEA como ministerio de colonias de Estados Unidos. Traigo este recuerdo a propósito de la Asamblea General del ministerio, celebrada en Cancún entre el 19 y el 21 de este mes con objetivos injerencistas y golpistas contra la República Bolivariana de Venezuela. Si Roa fue reconocido por el pueblo de Cuba como canciller de la dignidad, se debió, entre otras muchas brillantes misiones diplomáticas, a las que desempeñó contra la conjura de Washington en la OEA para aislar a la revolución cubana. Cuba fue expulsada del ya entonces putrefacto organismo el 31 de enero de 1962, cuando el entonces canciller cubano proclamó que se iba acompañado de los pueblos de América Latina.
En 2009, 47 años después, en nuestra región se creó una nueva correlación de fuerzas, con gobiernos independientes y progresistas que llevaron a la derogación de la injusta y arbitraria resolución anticubana. Fue precisamente el gobierno del presidente Manuel Zelaya el impulsor de la resolución, anfitrión de la cita y derrocado unos meses después por un golpe de Estado de clara inspiración yanqui. Pero Cuba ha dicho categóricamente que nunca regresará a la OEA y que apuesta por la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC) como el organismo idóneo de unidad e integración latino-caribeña de nuestra región.
La OEA, como se ha demostrado en Cancún, no tiene otra cosa que ofrecer a los estados de América Latina y el Caribe que más sumisión a los designios de Washington, divisiones y rencillas entre países, perpetuar un modelo económico esencialmente explotador y depredador que fabrica pobres al por mayor –como el neoliberal– y perversos proyectos como acabar con la CELAC y su Proclama de América Latina como Zona de Paz, una de las conquistas civilizatorias más importantes de la región.
El gobierno de México, al albergar en su territorio una reunión no sólo abierta y descaradamente injerencista contra Venezuela, sino favorecedora de la violencia y la guerra civil en ese país, se aleja como nunca antes de su tradicional política exterior que tanto prestigio le granjeara a lo largo de décadas. Por otra parte, creó el marco idóneo para que Venezuela defendiera sin contrincante posible sus razones, puntos de vista e intereses. De modo que al final de la jornada lo que ha permanecido en la retina es la brillantez y verbo flamígero con que la canciller venezolana Delcy Rodríguez argumentó las verdades de Venezuela, al extremo que me atrevería a calificar la cita de Cancún como el escenario más propicio para que sobresalieran de modo extraordinario las virtudes del proyecto social y político venezolano, al que se pretendía exponer.
Sin lugar a dudas, si el primer nocaut a la OEA en México se lo dio el rector de la Universidad Iberoamericana David Fernández, quien la mandó fulminantemente a la lona, para no levantarse más, fue Delcy Rodríguez.
No debe extrañar por ello, que en una asamblea de organizaciones populares mexicanas celebrada el 17 de junio, al evocarse a Raúl Roa, como el canciller que, en el siglo XX, recibió del pueblo cubano el título de canciller de la dignidad, se acordara por todos los asistentes, que en el siglo XXI, Delcy Rodríguez ostente la condición de canciller de la dignidad de los pueblos de la Patria Grande.
Pensando en algo tan caduco como la OEA, lo impresentable de su secretario general Luis Almagro, la vinculación de su reunión mexicana con actividades ferozmente anticubanas, como una en que el ex presidente Felipe Calderón terminó gritoneado reiteradamente de ¡asesino! por activistas locales, la presencia allí de otros ex presidentes de derecha anticubanos, no puedo dejar de asociar su show en Cancún con el que el jueves 16 protagonizara en Miami Donald Trump. Allí el presidente de Estados Unidos decidió anunciar su nueva política hacia Cuba rodeado de ladrones y asesinos de la dictadura de Fulgencio Batista, de autores confesos de actividades terroristas en La Habana, como quien coordinó la campaña de bombas contra hoteles a instalaciones turísticas de la capital cubana en 1997. De operativos de la CIA de origen cubano que cargan crímenes de sangre en varias latitudes y de miembros de la quinta columna pagada por Estados Unidos en la isla. También estaba Marcos Rubio, senador de origen cubano que podría echar una manita en el asunto de la conexión rusa.
Twitter: @guerraguerra

miércoles, 21 de junio de 2017

Conferencia mundial de los Pueblos en Bolivia: “Por un mundo sin muros hacia la ciudadanía universal”: un horizonte humanista


mundosinmuros_pq.jpg
Conferencia Mundial de los Pueblos "Por un mundo sin muros hacia la ciudadanía universal"

El 20 y 21 de Junio se lleva a cabo la Conferencia Mundial de los Pueblos “Por un mundo sin muros hacia la ciudadanía universal” en el municipio de Tiquipaya, Bolivia.

El evento, convocado por el Gobierno y los movimientos sociales del Estado Plurinacional de Bolivia, cuenta con la presencia de unos 2500 delegados de organizaciones sociales, defensores de derechos de los migrantes, académicos, juristas y autoridades gubernamentales de distintos puntos del planeta.

Según el texto de convocatoria, esta conferencia tiene el “propósito de constituirse en un espacio inclusivo de reflexión, que busque desmontar muros físicos, muros legales invisibles y muros mentales, como la discriminación y el racismo, recuperando paradigmas y visiones propias de los pueblos, promoviendo alternativas y propuestas que contribuyan a superar fronteras, a construir puentes de integración y a trabajar un plan de acción de los pueblos para alcanzar la “ciudadanía universal”.

Honrando la invitación, la presente nota pretende ser un aporte a la discusión sobre la cuestión y acerca del paradigma de futuro que este importante cónclave reclama.

Migrantes, desplazados, refugiados,

Bien vale aclarar algunos términos que suelen utilizarse indistintamente generando confusión. Migrante es una persona que vive en un lugar distinto a aquel en el que nació. Desplazado es quien se ve obligado a dejar su lugar de asentamiento habitual. La migración o el desplazamiento pueden ocurrir dentro de las fronteras del propio país o más allá de ellas, convirtiéndose entonces el migrante o desplazado en emigrante. Se considera refugiado, según la Convención de Viena de1951 a aquellas personas con temor fundado a ser perseguidas por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas que han debido abandonar su país. A estas definiciones que tipifican el reconocimiento de status de refugiado para la ACNUR, se suman algunas otras Declaraciones regionales como la de la Organización de la Unión Africana (OUA) de 1969 y la de Cartagena de 1984 que amplía el concepto “a las personas que han huido de sus países porque su vida, seguridad o libertad han sido amenazadas por la violencia generalizada, la agresión extranjera, los conflictos internos, la violación masiva de los derechos humanos u otras circunstancias que hayan perturbado gravemente el orden público.”[i]

O sea, no todo migrante es un refugiado, pero todo refugiado sí es migrante, mientras que un desplazado puede o no emigrar y si bien su condición es en general precaria, no se considera un refugiado en sentido formal.

En este contingente de personas que abandonan sus lugares de residencia, ya sea de manera voluntaria o forzada, están incluidos los migrantes internos entre las regiones de un mismo país, generalmente migrando de la ruralidad hacia los distintos conglomerados urbanos y, en éstos, hacia sus periferias.

Hechas estas distinciones primarias, creemos necesario abordar como un todo la complejidad de estos fenómenos diferenciados entre sí, pero que se entremezclan tanto en sus raíces como en sus efectos.

Por otra parte, la cuestión migratoria en su conjunto presenta dos facetas distintas: una, en sentido positivo, se refiere a la posibilidad de elegir en qué país uno quiere vivir, a diferencia de la imposición de circunstancias que obligan a un conjunto humano a distanciarse de su lugar de residencia habitual.

En este último caso, confluyen guerras civiles e internacionales, agresiones armadas extranjeras, hambrunas, desastres climáticos, situaciones de pobreza extrema, la omnipresencia del crimen organizado, pero también persecución política, racial, de género, de orientación sexual u otras formas de vulneración de los derechos humanos. Asimismo una desocupación extendida, la explotación socioeconómica y la depredación medioambiental suelen asociarse indisolublemente a las motivaciones para buscar desesperadamente ámbitos donde sea posible sobrevivir.

Pero también es necesario mencionar causales migratorias que no se originan en los lugares de origen sino en los de destino. Nos referimos a que los países económicamente poderosos succionan intencionalmente inmigrantes para bajar sus costos laborales, realizar labores que los trabajadores locales se resisten a hacer por ser consideradas de inferior calidad, flexibilizar de facto condiciones laborales, evitar cargas impositivas o transgredir normas de seguridad a través de la contratación de migrantes no autorizados. En el caso de la inmigración formalizada, lo que motiva a los países supuestamente “benefactores” es la imperiosa necesidad de rejuvenecer su composición demográfica, apuntando a que jóvenes trabajadores extranjeros equilibren con sus aportes las arcas que destinan los estados a la seguridad social.

Se hace entonces evidente que, en todos los casos, la violencia en sus distintas formas (física, económica, racial, religiosa, psicológica, etc.) juega un papel central en la migración forzada tanto interna como externa y en muchos casos, hasta en la movilidad aparentemente voluntaria. Dicha violencia es la matriz objetiva y valórica del sistema imperante, que reduce la vida a un circuito de enajenación y condena al ser humano a la tragedia de vivir entre carencias inadmisibles y deseos sufrientes.

Un mundo de personas en movimiento

En la actualidad, uno de cada siete habitantes del planeta es un migrante. De los mil millones de migrantes, un 75% lo hace dentro de las fronteras nacionales mientras que 244 millones son migrantes internacionales, 71 millones más que a principios de milenio[ii]. Se calcula que aproximadamente cincuenta millones de los migrantes internacionales lo hacen en situación irregular. Muchas de estas personas enferman o mueren debido a las enormes dificultades que deben atravesar en su periplo.

Por su parte, a finales de 2015 había 65,3 millones de personas desplazadas, un 10% más que el año anterior.  El informe de ACNUR indica que de éstos, 21,3 millones eran refugiados, 40,8 millones desplazados internos y 3,2 millones solicitantes de asilo.”[iii] El número total de desplazados internos se ha casi duplicado desde el año 2000 y aumentado fuertemente en los últimos cinco años. En 2016, se registraron 31.1 millones de nuevos casos de desplazamiento interno, equivalentes a una persona desplazada por segundo.

Todo ello convoca a medidas inmediatas, pero sobre todo, tal como lo propone la Conferencia en Bolivia, a una reflexión revolucionaria. 

Migrar es un derecho humano

La migración es un fenómeno histórico permanente, motivado por circunstancias externas que dificultan la supervivencia de un grupo humano o por la exploración de nuevos y mejores ámbitos de desarrollo individual o colectivo. En la situación actual, el volumen, ritmo de crecimiento del fenómeno migratorio y sus características de expansión global, nos muestran un nuevo momento de la humanidad. Un momento de interconexión total, inédito en la historia: la primera civilización humana a escala planetaria. Un momento de enormes posibilidades pero también de conflictos.

En la situación actual, a la exponencial ampliación del transporte y a las posibilidades que desprende el conocimiento de otras realidades mediante las comunicaciones, se corresponde el desplazamiento veloz de cada vez más grandes grupos humanos. Todo indica que estos flujos, lejos de disminuir, van a continuar en aumento a futuro.

Ante este movimiento masivo se levantan muros que repelen, reprimen y excluyen. Vallas que cercenan el derecho a transitar libremente por esta Tierra donde sólo el capital puede moverse a sus anchas. Límites que intentan proteger el botín robado por las potencias coloniales a quienes, en justísimo reclamo, quieren ahora compartir una porción de ese bienestar arrebatado.

Las fronteras de los estados no son hechos naturales ni decididos por sus poblaciones, sino elucubraciones artificiales de poderes paradójicamente transfronterizos – imperialistas en palabras sencillas – para delimitar la administración y explotación de áreas de influencia. Por ello es que esas fronteras suelen dividir en países distintos a personas pertenecientes a un mismo pueblo y cultura.

Pero las barreras a demoler no son tan sólo corpóreas, sino que se encuentran finalmente en la interioridad humana. Prueba de ello es que, aun atravesando las fronteras entre países, ingresando a las tierras prometidas o prohibidas, persiste la discriminación, la explotación, la segregación de las comunidades inmigrantes, siendo éstas percibidas por un importante núcleo poblacional nativo con extrañeza y en muchos casos, con rechazo. La gran pregunta es qué hacer frente a estos impedimentos localizados en regiones no tan sencillas de acceder.

Todos somos migrantes, todos somos mestizos

La cultura en la que se crece conforma el molde inicial del pensar, sentir y actuar de cada persona. Sin embargo, la cultura no es un hecho inamovible sino dinámico, que se nutre del aporte de sucesivas generaciones en su construcción. Por otra parte, al revisar distintos aspectos de cada cultura se observa sin mayor dificultad de qué manera éstas han incorporado elementos de otras culturas con las que entraron en contacto. Aún en la imposición, en el avasallamiento colonial, la cultura invasora se impregna de distintos aspectos de la sometida, produciéndose una síntesis distinta y nunca unilateral.

Es posible – e imprescindible en los tiempos novedosos que corren – pensar en una existencia intercultural, no tan sólo como convivencia estanca entre naciones diferentes, sino como un enriquecimiento mutuo de saberes y experiencias adquiridas. Este dar y recibir requiere por parte de las poblaciones comprensión sobre las ventajas de abrirse al cambio, disposición a experimentar y paciente aprendizaje, lo cual será facilitado si los liderazgos exhiben coherencia y una cercana docencia.

Docencia que debe además señalar sin dobleces la responsabilidad del gran capital especulativo en la crisis económica que genera ajuste, desocupación y miseria. El esclarecimiento es fundamental, ya que de otro modo, el poder económico de las corporaciones – tal como ha sucedido en otros momentos de la historia – busca enfrentar a trabajadores locales contra sus pares inmigrantes, para así ocultar el real funcionamiento sistémico destructivo e impedir que las fuerzas populares se consoliden en torno a cuestionamientos de fondo.

Este esfuerzo de diálogo, de comunicación y participación es la única vía para forjar y consolidar un renovado sentido común que permita torcer el actual rumbo político intolerante que parece ampliar su influencia. Signo fascista, revestido indistintamente con perorata proteccionista o ropaje neoliberal, que aprovecha pragmáticamente el malestar que experimentan las poblaciones ante la inestabilidad producida por rasantes transformaciones del paisaje social y la imposición de un estilo de vida individualista que corroe lazos interpersonales y colectivos.

En términos políticos, lo primero es garantizar a cada ser humano la libertad de vivir donde quiera, en condición de ciudadano universal.

En cuanto a medidas que ayuden a abrir el camino de una migración libre y no forzada en esta selva gobernada por salvajes de traje y corbata y perfumes caros, hay que detener de inmediato y a futuro todas las guerras. Dejar de producir, comprar o almacenar armas, prohibir su tenencia particular, transformar fuerzas armadas como ejército y policía – que son los principales focos de proliferación de tenencia de armas irregulares – en cuerpos de servicio civil.

A fin de contrarrestar las presiones económicas que impulsan la migración no deseada, es menester generar mecanismos distributivos como los que emanan de las formas cooperativas o comunitarias, impedir la libre circulación de capitales hacia guaridas fiscales, limitar la economía especulativa con altos impuestos a las transacciones financieras y rechazar el genocidio mercantilista, que en su avance territorial extingue distintas formas de vida de comunidades que son obligadas a exiliarse. Lograr términos justos de intercambio internacional, exigir transferencias de alta tecnología como compensación al expolio colonial y resistir con decisión los embates de anteriores o nuevos imperialismos en formas de tratados librecomercistas son imperativos para generar mejores condiciones de vida en los lugares empobrecidos. En el mismo sentido, multiplicar la inversión social, descentralizando el acceso a bienes y servicios es imprescindible para lograr una distribución poblacional equilibrada y evitar el hacinamiento en conglomerados urbanos.

Un aspecto geopolítico vital es el fortalecimiento de la integración regional, no tan sólo desde una mirada economicista competitiva o desde una interestatalidad sujeta al vaivén cambiante de los vientos políticos, sino como práctica permanente desde los pueblos, que permita ir ampliando fronteras hasta su desaparición empírica. Un hermanamiento que pueda alimentarse de un proyecto común a futuro y no tan sólo de raíces comunes – que no todos sienten del mismo modo – ofrece una clave de solidez y una dirección permanente a la integración.

La nación humana universal[iv]

Es posible incluso ir más allá. La tendencia hacia la mundialización – distinta de la globalización en manos del capital – es evidente. El contacto entre pueblos se irá haciendo cada vez más intenso, lo cual nos permite preguntar acerca del futuro sentido de comunidad necesario para acometer tareas colectivas.

La universalidad de lo humano es una posible respuesta a esa pregunta. Más allá de la diferencia, de bienvenidos matices culturales diversos, todos queremos felicidad, bienestar y una existencia plena para nosotros y nuestros seres queridos. Sin embargo, lo imaginamos por diferentes vías y en ocasiones, creemos que la felicidad de unos se opone a la de los demás.

Tal falacia genera innumerables problemas y en definitiva, impide el avance histórico. Si por el contrario, se reconoce la humanidad ajena como equivalente a la propia, su diversidad como riqueza y la posibilidad de una convergencia horizontal entre pueblos y culturas, entonces se está invitando a atravesar el umbral de la historia hacia un horizonte radicalmente distinto. Posiblemente ésa sea la puerta de entrada y la convocatoria del momento: hacer de esta primera civilización planetaria de la historia una verdadera nación humana universal.

- Javier Tolcachier es iInvestigador en el Centro Mundial de Estudios Humanistas. Periodista de la agencia de paz y no violencia Pressenza.


[i] Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Módulo autoformativo Nº 2 : La Determinación del Estatuto de Refugiado : ¿Cómo identificar quién es un refugiado?, 1 Septiembre 2005, http://www.refworld.org.es/docid/4c65080ad38.html [Accesado el 17 Junio 2017]

[ii] United Nations, Department of Economic and Social Affairs (2015). Trends in International Migrant Stock: The 2015 revision (United Nations database, POP/DB/MIG/Stock/Rev.2015) recuperado Junio 2017 de http://www.un.org/en/development/desa/population/migration/data/estimates2/estimates15.shtml

[iii] Informe Tendencias Globales 2016 de Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados(ACNUR).

[iv] Del Documento Humanista, Silo, Obras Completas, Vol. I, Carta a mis Amigos, Ed. Plaza y Valdés, México (2004).

http://www.alainet.org/es/articulo/186238